Iglesia Del Pacto

"Grace"

Iglesia del Pacto Evangelico

logo

Apuntes Pastorales

Ministerio Hispano - Chicago Il.

Navegacion

Todas las Noticias
 Sólo Títulos
 Archivo de Noticias
 Estadisticas
 Volver a "Grace"
 .

Busqueda Rápida

 
 

Banners/Sponsors

 
 put some banners here
 
 and another banners here
 

Páginas Amigas

 
 CutePHP Scripts
 Google News
 Mozilla.org






LA IGLESIA MODERNA: EL MOVIMIENTO MISIONERO

Por referencia de la Palabra de Dios y la lectura de la Historia de la Iglesia, me doy cuenta que por el espacio de mil años, desde los días de los apóstoles, el cristianismo fue una institución muy activa en la obra misionera, de allí que en los cuatro primeros siglos de la historia de iglesia, el Imperio Romano en su mayoría se convirtió al cristianismo. Para después del siglo décimo, cuando la iglesia entra en una etapa de crisis de identidad y de poder, por la lucha del estado entre el papa y el emperador, según mi criterio, pierde la visión de la obra misionera de la iglesia.

Entonces veo que el Movimiento de la Reforma estaba interesada en la purificación y la reorganización de la iglesia, antes que de la obra misionera. Sin embargo creo que sirvió para que posteriormente surjan muchos movimientos misioneros que se dirijan por los cuatro puntos cardinales. Pues era necesario que la iglesia tenga una depuración y reorientación tanto en el mensaje como en la actitud de sus miembros, para que vuelva a tener credibilidad y confianza de sus miembros y del mundo pagano.

Como fruto de la Reforma, puede ver que surgen tres diferentes grupos: el romanista que buscaba la amistad y nueva unión con Roma; el Anglicanismo, que se conformó con las reformas llevadas a cabo por Enrique VIII, y el grupo radical protestante, que anhela una iglesia independiente del estado y mayor sujeción a la Palabra de Dios, de allí la denominación de los "puritanos". Los puritanos también tenían una división, los primeros, que favorecían la forma presbiteriana; y, los segundo, más radicales que buscaban la independencia de cada sociedad local, conocidos como "independientes" o "congregacionalistas". Estos grupos tuvieron su aceptación en la Iglesia Inglesa, donde incluso tuvieron gran influencia en la administración del estado, por ser los defensores de los derechos populares. Posteriormente son perseguidos y para la revolución de 1688, fueron reconocidos como disidentes de la iglesia de Inglaterra, y obtuvieron el derecho como organizaciones separadas, enteramente fuera de la iglesia establecida.

Podemos decir que del movimiento puritano surgieron tres iglesias: La presbiteriana, la Congregacional y la Bautista.

En los primeros cincuenta años del siglo dieciocho, las iglesias de Inglaterra, tanto la oficial como las disidentes, cayeron en un estado de decaimiento. Es allí donde surge el movimiento de "avivamiento" con Juan Wesley y Jorge Whitefield, predicadores que conmovieron el corazón de miles de personas, tanto en Inglaterra como en América. Juan Wesley formó su propia organización en Estados Unidos, llamada "los metodistas Wesleyanos", por su forma de organización, donde utilizaba al líder laico, pudo alcanzar una membresía de 6 millones en muchos piases.

Como uno de los resultados de la Reforma, creo que también fue el de dar el derecho del juicio privado acerca de la religión y la Biblia, aparte de la autoridad sacerdotal o de la iglesia, esto dio lugar para el aparecimiento del movimiento "racionalista", que reclamaba que ninguna cosa recibida de la tradición había de ser juzgada por la misma crítica que le era aplicada a los escritos antiguos, y que Jesús era únicamente hombre y no divino. Este espíritu racionalista creció en que casi todas las universidades de Alemania fueron dominadas por el racionalismo. Con la aparición de Schliermacher, conocido como el más grande teólogo del siglo diecinueve, hizo que muchos teólogos e intérpretes bíblicos salieran en defensa de la verdad, y de esta manera hizo que el contenido de la Biblia y las doctrinas del cristianismo fuesen ampliamente estudiada y entendidas más inteligentemente.

Creo que en el gran fervor del avivamiento es cuando se dio los grandes movimientos misioneros, donde la fe y su compromiso con Jesucristo y su iglesia, puso en desafío no sólo su posición social y prestigio adquirido, sino, su bienestar, comodidad y, hasta con el riesgo de su perder su vida. Así a partir de 1732, los moravos empezaron a establecer misiones extrajeras en Groenlandia y posteriormente en América del Norte, para luego ir a los países orientales.

Los sermones de Guillermo Carey, con el tema: Dios quiere emprender grandes cosas, dio lugar a la organización de la "Sociedad Misionera Bautista, con el envío de Carey a la India. La empresa misionera en América del Norte, nace con la famosa reunión de oración en el colegio Williams, en Massachusetts, en 1811, formando la "Junta Americana de Comisionados para Misiones Extranjeras, que al principio era inter-denominacional, enviando sus primeros misioneros a la India y al Lejano Oriente.

Lastimosamente desde ese entonces comienza a tener mayor importancia la denominación o su iglesia, que el propósito de las misiones que era la evangelización, y, por cuestiones doctrinales, tuvo que disolverse la Junta Americana de Comisionados de Misiones Extranjeras, y así surge las misiones de casa iglesia. El espíritu del avivamiento y de competencia hizo que todas las iglesias pusieran gran énfasis a las misiones, que al principio del siglo veinte una gran parte de los países de la tierra había llegado no sólo el evangelio, sino también la creación de centros educativos, hospitales, centros de servicio social, y otras instituciones de filantropía.

Creo que el movimiento misionero de estos años, aún con sus limitaciones culturales y de idioma, así por sus dificultades geográficas, ha sido considerado de una gran inversión, no solo porque entregó las Buenas Nuevas de Salvación, sino porque en ellas, estuvo una esperanza nueva de vida y de realización de los pueblos, es muy cierto que junto con la evangelización vino la imposición cultural, pero ese gran espíritu de entrega y de convicción por lo que se hacía, permitió que la semilla del evangelio tenga fruto.

Ahora puedo comprender, él porque de la falta de unidad de la iglesia evangélica, o iglesias protestantes, porque desde su comienzo las agencias misioneras, venían con un plan estratégico de trabajo, no sólo de competir y alcanzar el mayor número de iglesias, sino de pretender monopolizar la verdad, pretendiendo tener y ser la iglesia verdadera, esto no sólo que a dañado la imagen de la Iglesia, sino que se ha visto como organizaciones de control de los países desarrollados. A pesar de todo ello, creo firmemente que ha sido de gran bendición para todos los que hemos alcanzado la luz del Evangelio, llevando a la formación de familias sólidas, con la esperanza de una nueva sociedad, comprometida con Dios y con su pueblo.

Creo que el espíritu, la entrega y dedicación de los misioneros de aquellas épocas, se ha perdido en el misionero actual. Hoy la labor misionera se ha convertido en una tarea de escritorio, de cálculos y comodidades; claro esta que hoy no tienen que ir a terrenos vírgenes del evangelio, -salvo cierto casos – porque ya existen iglesias que están siendo dirigidas por nacionales, por lo tanto el misionero se ha convertido en un supervisor, o en programador de proyectos especiales, con el fin de conseguir fondos del extranjero. Relativamente son pocos hoy en día, que los misioneros trabajan en igual condiciones y exigencias que el obrero nacional, lamentablemente las diferencias son muy notorias.

Hoy se habla de la "Vuelta en retorno", movimiento misionero de los países que antes fueron campos misioneros, hoy están emprendiendo una tarea misionera hacia los países que antes fueron movimientos misioneros, o, a otros países que poco o nada tienen del evangelio, lamentablemente no ha tenido igual desarrollo por falta de recursos económicos en especial.

Que maravilloso que el Señor Jesús, dejó una gran tarea para todos los cristianos, el de " Id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo" Para que no se primen de este privilegio de es instrumentos de Dios para la extensión de su Reino, por lo tanto esta tarea nunca dejará de existir hasta que venga el Señor Jesucristo en su segunda venida.

BIBLIOGRAFÍA

J.HURLBUT, J.FLOWER, M.NARRO, La historia de la Iglesia Cristina,

Literatura VIDA, Editorial Vida, Miami, Florida, 1977.

KENNETH S. LATOURETTE, Historia del Cristianismo, Casa Bautista de

Publicaciones, 1967.

0 Comentarios
Posteado el 04 Feb 2008 por Luis Cardenas
Content Management Powered by CuteNews

Iglesia del Pacto Evangélico Grace

4201 N. Monticello-Chicago IL. 60618-TE (773) 478-0495

 

En honor a Jesús