Iglesia Del Pacto

"Grace"

Iglesia del Pacto Evangelico

logo

Apuntes Pastorales

Ministerio Hispano - Chicago Il.

Navegacion

Todas las Noticias
 Sólo Títulos
 Archivo de Noticias
 Estadisticas
 Volver a "Grace"
 .

Busqueda Rápida

 
 

Banners/Sponsors

 
 put some banners here
 
 and another banners here
 

Páginas Amigas

 
 CutePHP Scripts
 Google News
 Mozilla.org






Carrera de Velocidad o de Resistencia.
Corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante, puestos los ojos en Jesús. – Hebreos 12:1-2.

Prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús. – Filipenses 3:14.

Tenemos por bienaventurados a los que sufren (con paciencia). – Santiago 5:11.
carrera
En el estadio los alumnos de varias escuelas participan en un encuentro de atletismo. Repartidos en varios grupos según su edad, saben que los mejores competidores de cada categoría recibirán una copa. La prueba incluye dos clases de competiciones: carrera de velocidad y carrera de resistencia.

En la Palabra de Dios se emplea la imagen de un corredor para dar a entender que el creyente tiene ante sí una meta. Así como el atleta que hace el mayor esfuerzo para alcanzar la línea de llegada lo más pronto posible, el apóstol Pablo proseguía “a la meta”. Él había sido “asido por Cristo”; su vida había sido radicalmente transformada. Al dejar a un lado todo lo que podía distraerle, con todo su ser tendía hacia Cristo.

La carrera de la fe tiene una meta: estar con Cristo en la gloria. No nos dejemos detener o retrasar por nada de lo que podría estorbar esta carrera: las dificultades, las preocupaciones, pero también el pecado.

El creyente puede contar con Dios para acabar su carrera y obtener el premio del vencedor. El alimento y la fuerza hallados en la lectura de la Palabra de Dios y en la oración lo estimulan para correr con perseverancia, “puestos los ojos en Jesús”.

Fuente: Amen-Amen
http://amen-amen.net

Posteado el 07 May 2011 por Admin
¡Diferencias que bendicen!
diferencias
La misión de la Iglesia alcanza su mejor potencial cuando respeta y afirma el valor de la diversidad.
Dios estableció la diversidad. Es sorprendente que Dios, el creador del universo, disfrute la diversidad. «Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús (Gá 3.28, énfasis añadido).» En la búsqueda de reconocer y apreciar la diversidad de los grupos étnicos, el cuidado debe orientarse a evitar la etiqueta étnica y el estereotipo. Los siguientes elementos son necesarios si queremos trabajar juntos en la expansión del reino de Dios.


Posteado el 05 Dec 2010 por Luis Cardenas
Las 7 Iglesias de Asia Menor
Sardis (Apocalipsis 3:1- 6)
Las 7 Iglesias
“Tienes nombre de que vives, y estás muerto”.
¡Qué triste constatación debe hacer el Señor sobre el estado moral de la iglesia de Sardis!
Tener el nombre de vivir es tener la re­putación de ser cristiano, cuando realmente se está muerto para Dios, es decir, sin verdadera relación con él.
Uno puede tener una religión, estar orgulloso de la fe de sus antepasados, pero esto no basta. También uno puede haber tenido padres cristianos y haberlos honrado. Eso es bueno, pero también es necesario recordar su fe (no sólo su integridad moral) y como ellos, tener una verdadera fe personal. Para estar vivo es necesario haberse apropiado personalmente del mensaje del Evangelio y haber creído en Cristo, el único Salvador.
¡La iglesia de Sardis sólo tenía el nombre de vivir! De hecho estaba muerta. Esto nos impresiona pero también debe hacernos reflexionar. ¿Qué es una iglesia local realmente viva? Es un grupo de creyentes (cada uno miembro del cuerpo de Cristo), cuya vida colectiva en un lugar determinado está, en relación viva y estrecha con Cristo, el Jefe y centro de la Iglesia. Sólo él edifica, alienta, ama y santifica a su Iglesia. Esta vida falta, o llega a faltar, si para aquellos que están así reunidos, Cristo no es, o ya no es más, el blanco y centro de la reunión.
Si sentimos esta falta de vida en la iglesia local, podemos empezar por decírselo al Señor y escudriñar la Biblia para que Él nos hable.


Posteado el 11 May 2010 por Luis Cardenas
La salud, antes que el tamaño.

«La clave en el siglo XXI será la salud de la iglesia, no el crecimiento.» Esta afirmación la ha expresado el pastor y fundador de Saddleback Valley Community, una iglesia de gran tamaño fundada en 1980. Este artículo es una entrevista realizada a este pastor, Rick Warren, también autor de los libros: Una vida con propósito y Una iglesia con propósito.

 Rick Warren es pastor de Saddleback Valley La SaludCommunity, una gigantesca congregación que él fundó en 1980, en el condado de Orange, California. Es además autor de dos libros que han impactado profundamente la iglesia: Una vida con propósito y Una iglesia con propósito. También es considerado por muchos como un importante referente en el tema del crecimiento de la iglesia y a pesar de esto, él mismo afirma que «la clave en el siglo XXI será la salud de la iglesia, no el crecimiento».

La siguiente es una entrevista realizada a Rick Warren en la cual ofreció algunas de sus opiniones:

¿Por qué dice usted que la salud debe ser la orientación en el ministerio de los pastores?

Porque el tema no pasa por tamaño. Una iglesia puede ser grande y saludable, o grande y enfermiza; pequeña y sana o pequeña y debilucha. Por eso digo que no es mejor ser grande ni pequeño, sino saludable.

No existe relación entre el tamaño y la fuerza de una congregación. A mí me interesa ayudar a las congregaciones para que lleguen a ser equilibradas y sanas. Si son saludables, el crecimiento ocurrirá naturalmente.

Por ejemplo, yo no necesito ordenarles a mis hijos que crezcan. Si yo proveo para ellos un ambiente saludable, el crecimiento será automático, y si no crecen, significa que hay alguna falla pues lo normal es que un organismo con vida crezca.

Pero los niños llegan a un punto donde dejan de crecer físicamente…


Posteado el 30 Mar 2008 por Luis Cardenas
“Perfección alcanzable” y Ministerio

Perfección alcanzable.Por Christopher Shaw

flecha

La vida normal es desordenada, llena de interrupciones, reveses y no pocos sinsabores. ¡Podríamos
frustrarnos para siempre si esperamos el momento óptimo para hacer las cosas! El conflicto y las
adversidades son tan parte de este mundo y tan comunes como el mismo aire que respiramos.

El descubrimiento me sacudió como si hubiera recibido un golpe físico. Estaba en una ceremonia
escolar en la cual mi hija subió a la plataforma. Cuando la vi en aquel escenario, no pude contener
algunas lágrimas por el orgullo que, como padre, sentía por ella. Sin embargo, inmediatamente me
invadió cierta tristeza al pensar cuán rápido había crecido. Lamenté no haber pasado más tiempo con
ella, a pesar de la buena relación que tenemos. La ausencia de mayores momentos de intimidad se
debía, como es usual en los padres, a que estuve demasiado ocupado con otras cosas, buscando
franquear la interminable sucesión de contratiempos y conflictos que son parte de la vida. De alguna
manera postergué el disfrutar más de mi hija porque estaba esperando aquel momento en el que
tendría resueltos la mayoría de mis problemas y podría volcarme, de todo corazón, a profundizar
esta relación. Fue en ese instante de nostalgia que sentí claramente la voz del Señor: «Chris, la vida
es así, tal cual la has experimentado. ¡No te demores más!, porque las circunstancias nunca se
acomodarán a tu gusto».


Posteado el 26 Feb 2008 por Luis Cardenas
LA IGLESIA MODERNA: EL MOVIMIENTO MISIONERO

   Por referencia de la Palabra de Dios y la lectura de la Historia de la Iglesia, me doy cuenta que por el espacio de mil años, desde los días de los apóstoles, el cristianismo fue una institución muy activa en la obra misionera, de allí que en los cuatro primeros siglos de la historia de iglesia, el Imperio Romano en su mayoría se convirtió al cristianismo. La iglesia modernaPara después del siglo décimo, cuando la iglesia entra en una etapa de crisis de identidad y de poder, por la lucha del estado entre el papa y el emperador, según mi criterio, pierde la visión de la obra misionera de la iglesia.
   Entonces veo que el Movimiento de la Reforma estaba interesada en la purificación y la reorganización de la iglesia, antes que de la obra misionera. Sin embargo creo que sirvió para que posteriormente surjan muchos movimientos misioneros que se dirijan por los cuatro puntos cardinales. Pues era necesario que la iglesia


Posteado el 04 Feb 2008 por Luis Cardenas
Content Management Powered by CuteNews

Iglesia del Pacto Evangélico Grace

4201 N. Monticello-Chicago IL. 60618-TE (773) 478-0495

 

En honor a Jesús